Un detalle con mucha importancia: El globo espada

Ya sabéis lo que me gustan los pequeños detalles, que hacen que algo simple, se convierta en algo casi extraordinario.

Hace unos días, llevé a mi sobrina a una tienda de mi barrio de toda la vida, un barrio sencillito, tranquilo y que para mi sigue manteniendo el encanto de mi días de infancia y adolescencia.

Era una zapatería, pequeñita, por dentro llena de cajas y zapatos sujetos con una goma. Sin colores infantiles, sin entrada atractiva, sin decoración envolvente… Simplemente cajas y zapatos, y unas pequeñas sillitas para probarse los zapatos… ¿Parece una zapatería de peques normalita, verdad?

Pues nada de eso. Cuando pagué las bonitas bailarinas de color canela de mi sobrina… el vendedor dijo la palabra mágica: “A la peque le voy a dar un globito”. Mi sobrina pasó de cara de ¿qué hago yo aquí? a cara de “No hay nada que me haga más feliz que un globo”. El vendedor, sacó un inflador y un globo alargado, que llenó de aire y lo convirtió en una espada rosa de princesas guerreras del Siglo XXI.

Pero no todo quedó ahí, cuando me dio el ticket de compra, me dijo: “Con este ticket te invitan a un café en la cafetería de enfrente”.

A lo que voy… Un detalle con mucha importancia, ¿por qué?

1. Porque este vendedor se aseguraba la venta. Por un simple globo, el niño no dudaría en acompañar a su mamá o su papás a esta tienda, probarse zapatos uno tras otro, hasta dar con el modelo que le llevaría a su ansiado globo. De este modo, se evitaba el hecho de llevárselo la mamá o el papá para probárselo al niño, y luego devolverlo porque no le queda bien…

2. Porque de todas las tiendas de zapatos del barrio, esta era sin duda la opción prioritaria y me atrevería a decir que única.

3. Porque este vendedor fidelizó a su cliente, regalándole un café en el barecito de enfrente y disfrutar de un momento de tranquilidad.

4. Porque genera boca a boca. El globo + café + niños contentos = Recomendación garantizada.

Cuando nos despedíamos, entraban mamás con niños en la tienda, y los niños iban contentos y con ganas de elegir zapatos si o si, como si entraran al mayor parque de bolas del mundo mundial. Está claro, por un globo lo que sea.

¿No os parece genial estos momentos de espontaneidad marketiniana? A mi me emocionan…

 

Esta entrada fue publicada en Marketing. Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Un detalle con mucha importancia: El globo espada

  1. Penelope dijo:

    Hola! Es mi primera visita oficial al tostador y seguro que no será la ultima. Tengo un negocio y hay cositas que me van genial. GRACIAS. Me ha encantado!
    ENHORABUENA!!!

    • Belén dijo:

      Me alegro mucho que te sirvan cosas. Cualquier cosa que necesites, no dudes en comentarme… Besos.

  2. Lucía Be dijo:

    Es que no es sólo el producto si no todo lo que le rodea. Nos tienen que hacer felices, como esa zapatería!! lástima que haya muchas empresas a las que se les olvide. Quizás es que hay que volver al origen, a la tienda de barrio, al negocio local…

    Besos!!