Un centro comercial donde pasan cosas

Según Wikipedia: “Un centro comercial, shopping o mall es una construcción que consta de uno o varios edificios, por lo general de gran tamaño, que albergan locales y oficinas comerciales. El tamaño es una de las diferencias fundamentales entre un centro comercial u otro. Otra diferencia es la existencia de una o más tiendas – ancla. Un centro comercial está pensado como un espacio público con distintas tiendas; además, incluye lugares de ocio, esparcimiento y diversión, como cines”.

Cuando empezamos a trabajar con Bonaire, conocíamos lo que era un centro comercial por definición y también los atributos racionales del centro en cuestión: uno de los más grandes de Europa, distinto a cualquier centro en la zona de Valencia y con locomotoras de gran atracción. ¿Pero son estos motivos de peso para decidir acudir a este centro en lugar de otro?

Es lo que le faltaba a Bonaire… conseguir una seria de atributos emocionales en un centro donde además de moda, restauración, ocio (aspectos coincidentes en otros centros), se suceden una serie de eventos diferentes, atractivos, que hacen que siempre pasen cosas que provocan que Bonaire pase de ser un centro “del montón” a ser “un centro comercial único”.

Nuestro objetivo era pasar:

– Del grande al espectacular.

– Del shopping al Fresh shopping. Momentos frescos, espontáneos, divertidos, más allá de la compra.

– Del diferente al nunca visto.

– De participar por comprar, a simplemente participar por venir.

– De ser fan de facebook porque me gusta, a ser fan de facebook porque ¡Me encanta!.

Dando la vuelta y resaltando aspectos emocionales, hemos conseguido impactar en la comunicación, creando el efecto Bonaire Non Stop, y ofreciendo una imagen del centro distinta, con identidad, con dinamicidad y abierta en todos los sentidos.

Este año, el centro cumple 10 años, está remodelándose, inspirándose en el American dreaming, y consiguiendo que se convierta en un lugar espectacular donde disfrutar y donde siempre, pase lo que pase, ocurran cosas casi extraordinarias.

Nosotros seguimos nonstopeando con ellos, en un Tándem perfecto El Tostador de Ideas y Sr Pato… ¿Te apetece non stopear en Bonaire? Seguro que si…

Y eso, que el ritmo no pare…

10 años non stop

Esta entrada fue publicada en Las ideas de El Tostador, Marketing. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.