Plan B…

Hoy en el Tostador quiero hablar de los Planes B, esos planes que tienes guardados en la recámara, y que de repente adquieren protagonismo porque llega el momento de activarlo.
Esto ha ocurrido mucho en esta época… Se han hecho realidad muchos Planes B, aprovechando la crisis para cambiar de rumbo, marcarse nuevas metas y empezar algo nuevo.
Con la crisis se definen oportunidades y se generan necesidades que podemos cubrir.

 

Ayer asistí a la realidad de un Plan B: La tienda de una amiga (de profesión diseñadora gráfica), que después de unos meses intensos, conseguía hacer su proyecto realidad. Un proyecto en el que cuando me lo comentó, me pareció un excelente Plan B, pero de bonito que era, y del que me siento muy contenta de haber colaborado un poquito con ella, cuando me pidió consejo para darle forma a algunas cositas que tenía en mente.

Este proyectó nació de una experiencia propia (su propia boda), que le llevó a detectar una oportunidad: Los novios no destinaban menos presupuesto a sus bodas, pero si deseaban celebrarlo de otra manera, mediante una boda más íntima, en lugares con encanto, salirse de lo normal, personalizar todos detalles, la decoración, cartelitos para las mesas, invitaciones, ramos, … En definitiva que una boda no fuera sólo un recuerdo memorable para los novios, sino también para los invitados.

Esto fue el punto de partida de Confecha&hora. Unir el diseño Gráfico con los detalles más originales, ofreciendo al cliente la experiencia de comprar un “producto” único, creado por él mismo. Este “producto” puede extenderse hasta donde quiera el cliente: Invitaciones + grafismo + detalles + tocado… Invitaciones + tarjetitas… Tocados… y no sólo para bodas, sino para cualquier evento, fiesta, celebración que el cliente quiera compartir de manera especial.

¿Cuál es y será el éxito de este proyecto, en mi opinión? 

1. La Confianza que llega a transmitir. Partir de una experiencia propia genera empatía.
2. La Inspiración que transmite. Detalles, que llevan a otros detalles, y a otros, y a otros…
3. Simplificación. 4 estilos y muchos detalles. Todo gira alrededor de 4 estilos, con los que puedes identificar y que conllevan detalles acordes, para que todo sea un conjunto sorprendente.
3. Una Guía. Ayuda para dar valor a lo que el cliente espera, y no puede o no se anima a pedir…

Confecha&hora está en Valencia, en la Calle Escolano 18. No os desvelo nada más, y os invito a descubrir su estilo y sus estilos. 

Lo dicho, un Plan B, convertido en una Plan BO (Buena Oportunidad).
¿Os ha gustado este Plan BO?

 

Esta entrada fue publicada en Las ideas de El Tostador, nuevos proyectos. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.