Diagnóstico: Capsulitis

Dicen que los buenos perfumes se venden en frascos pequeños.

Lo pequeño es chic, y cool. Un bolso maxi es moda, actual, práctico. Uno pequeño es elegante, glamouroso, especial … Un coolhunter lo adivina, marketing sonríe, los departamentos de I+D se ponen en marcha, marketing sonríe, los responsables de productos empiezan a diseñar realidades, y marketing vuelve a sonreír. 

En definitiva, los mercados padecen “Capsulitis”.

¿Cómo surge? La proliferación de hogares singles, las parejas sin hijos, el “only what I need” (sólo lo que necesito), el gusto por el diseño, probar cosas nuevas, en definitiva, la “individualitis” coge fuerza y alcanza cotas muy altas, pero en formatos muy pequeños.

Vamos a ver algunos ejemplos que me han encapsulado:

– Marcilla acaba de lanzar su café en cápsula para la cafetera convencional… ¿No es genial? Yo me lanzo a probarlo seguro…

– Seguimos con el café… United Coffe, lanza un sistema de café en cápsulas para marca blanca, que venderá en Mercadona. Competirá con Nesspreso o Lavazza, también venderá las cápsulas… Mercadona con esta marca, de nuevo podrá ofrecer precios más competitivos, para llegar a los clientes.
– Y del Café pasamos al Té. El inventor y ex-creador de Nespresso lanzará cápsulas de Té en Europa. Se llamará Tpresso (estaba claro, ¿no?). ¿Sabéis dónde ya lo ha lanzado y ha sido un éxito? Por supuesto, en China.
– Esto me ha encantado. Joyería encapsulada… No me digáis que no es original!!. Se llama Manymals, y son 5 collares inspirados en animales salvajes, cuyo packaging parecen cápsulas, en la pequeña el cordón, en la grande, el colgante.
– Hoteles cápsulas de Kyoto (Japón).
– Información encapsulada. USB.
– Y por supuesto… mis favoritas… Las cápsulas de la felicidad. Happy Pills.
¿Qué os han parecido estas ideas encapsuladas? ¿Os han gustado?


Esta entrada fue publicada en marcas, Marketing, Tendencias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.