Las marcas se cuelan en los guiones

Leí en un artículo publicado en El País, la incorporación de las marcas en el propio guión de las series de moda. Es el caso de Fanta en la serie juvenil “Física y Química” dentro del guión, con alusiones directas. Incluso incluyen el nuevo slogan de campaña en el guión “Con poco me lo monto”…

Coca-Cola no es la única compañía que se anuncia en una serie que tiene una media de 3.023.000 espectadores (un 17% de la cuota), líder entre los menores de 34 años y con un target comercial del 20,7%. Vodafone también ha recurrido a ella para promocionar su nuevo ADSL, y Sony, su consola PSP, entre otras marcas.

Según un estudio de Zenith Media, el impacto en el espectador de la referencia a una marca integrada en un programa es entre un 50% y un 100% más eficaz que en un spot, entre otras cosas porque muchas personas hacen zapping cuando llega la tanda de anuncios. Así que programas y series como FoQ están llenos de guiños publicitarios.

Uno de los puntos más controvertidos del product placement es que roza con una práctica ilegal: la publicidad encubierta. Cuando se produce un abuso en el emplazamiento de producto se pasa a considerar publicidad encubierta. Y la fina barrera que los separa es difusa.

Los habituales en la materia establecen varias categorías de emplazamiento de producto, según su agresividad: 1. Product placement pasivo (el cartón de leche de una marca sobre una mesa). 2. Activo (alguien bebe del cartón). 3. Activo con mención (“Voy a beber un poco de leche X [la marca en cuestión]”). 4. Activo con alusión (“¡Qué buena está la leche X!”). Y el último escalón: las guionizaciones como la de la escena que arranca el reportaje.

Fuente: El País.

Esta entrada fue publicada en marcas. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.