Surprise Marketing

Hace unos años se publicó un libro llamado Simplicity Marketing: Cómo seducir al consumidor sin agobiarlo en el intento (Cristol, Steven M. Seaely, Peter). La simplicidad se presentaba como la clave para “atrapar” a un consumidor abrumado con tantas opciones donde elegir.

Hoy en día, detectamos otra propuesta ante un nuevo consumidor con nuevas motivaciones. Ahora el consumidor pide Marketing sorprendente.
El consumidor quieres marcas que le sorprendan, no dar nada por sentado. Quiere nuevas ideas originales, quieren marcas dialogantes, no apoyan el estatismo, sino el dinamismo, encontrar lo mismo pero de distinta manera.

Esta tendencia se plasma en algunos casos, por ejemplo, restaurantes neoyorkinos donde al cliente se le venda los ojos para que descubra los sabores, nuevas sensaciones, y una nueva experiencia.
Otro caso, en Singapur, unas bebidas gaseosas llamadas Anything y Wathever
que vienen en varios sabores, los cuales uno descubre únicamente cuando prueba el producto porque en el envase no hay mención alguna del sabor.

Interesante pensar hasta qué punto dejar que el consumidor elija ente múltiples opciones y en qué casos, en cambio, las marcas pueden ser más atractivas porque tomen decisiones por él y lo sorprendan.

En todo caso, el objetivo debería ser siempre hacer simple el proceso de compra, pero además, al mismo tiempo buscar factores como la sorpresa que lo puedan hacer más emocionante.

Esta entrada fue publicada en Tendencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *